El 64,7% de los españoles utiliza el móvil para buscar empleo

El uso de Internet como herramienta habitual de trabajo es un hecho más que consolidado en los países industrializados desde hace años. La red de redes ha modificado desde los hábitos sociales a los de consumo y, por supuesto, la forma de acceder al mercado laboral también se ha visto inmersa en esta tendencia.
Este nuevo modo de buscar empleo está afectando por igual tanto a los entornos laborales de las grandes como de las pequeñas empresas. Por este motivo, Adecco, líder mundial en la gestión de recursos humanos, ha realizado un completo estudio sobre el uso de las redes sociales en la selección de personal y la búsqueda de empleo. Se trata del Informe Global Adecco 2015: Búsqueda de empleo y reputación digital en la era 3.0. Un estudio para poder comprender cómo las personas en búsqueda de empleo utilizan las redes sociales con este fin.
Para ello, Adecco ha realizado una encuesta internacional en la que se ha consultado a más de
31.793 candidatos con el propósito de entender cómo es la búsqueda de empleo a través de esta vía, su efectividad real, cuáles son los instrumentos más habituales usados en este proceso y su reputación entre los usuarios.
Gracias a esta encuesta, se ha podido saber que un 42,6% de los españoles (casi la mitad) utiliza únicamente medios online en el proceso de búsqueda de empleo, mientras que un 54,7% combina las herramientas offline y las online. Esto demuestra la importancia que están adquiriendo las redes sociales en los últimos años en el ámbito laboral. Tanto, que el 97,3% de los candidatos ya utiliza Internet a la hora de buscar un empleo, y es más, el 64,7% de ellos lo hace a través de su dispositivo móvil.

El uso de las redes sociales

Los españoles que buscan nuevas oportunidades laborales actualmente lo hacen no sólo en las oficinas de empleo y en los lugares de trabajo de los empleadores potenciales, sino también en Internet en general y en las redes sociales en particular, al menos usan estos últimos canales como una forma de entrar en contacto con quiénes ofrecen trabajo. Incluso cuando la naturaleza de estas redes no es de carácter profesional.

¿Cómo usan los españoles las redes sociales?

buscar-empleo1
Entre las múltiples herramientas que Internet pone a disposición de los candidatos es LinkedIn la más utilizada para buscar empleo en España, pues es usada por un 90,8% de los encuestados españoles que hacen uso de Internet con propósitos laborales. Además, las personas que utilizan esta plataforma lo hacen casi exclusivamente con fines profesionales: sólo un 7% de los españoles utiliza LinkedIn con otras intenciones no vinculadas al trabajo.
El resto de herramientas digitales son utilizadas en mayor medida con fines personales. Tal es el caso de Twitter, que es la segunda red social más utilizada por los españoles para buscar empleo, con un 36,2% de candidatos que lo emplean de forma profesional, mientras que la tercera red más empleada en la búsqueda de trabajo es Facebook, con un 31% de usuarios.
Ya en menor medida, los españoles emplean Google+ para encontrar empleo, aunque sólo lo hace el 15,9% de los encuestados. Seguido de Youtube, con un 5,5% de uso, e Instagram, con un 1,5%.
Además, muchos de los candidatos no sólo buscan ofertas de empleo o llamar la atención de los reclutadores en las redes, también presentan sus candidaturas a través de estas vías. En este sentido, el 69,7% se ha postulado a una oferta de trabajo a través de las redes en el último año; el 15,9% lo ha hecho desde hace 3-5 años; y el 4,1% lo hace desde hace más de 5 años. Por tanto, sólo el 1,8% no ha utilizado nunca estas herramientas digitales para enviar su currículum o apuntarse a una oferta laboral.
Llama la atención también que el acceso a Internet para buscar trabajo no se realiza exclusivamente desde un ordenador o una Tablet (hasta ahora las formas más habituales) sino que, cada vez más, los usuarios utilizan su dispositivo móvil o Smartphone. En esta línea, el 64,7% de los encuestados españoles reconoce que utiliza este soporte para buscar trabajo, entre los cuales el 49,2% lo hace a menudo y el 15,5% a veces. El porcentaje restante corresponde a las personas que todavía no hacen uso del móvil para acceder a un nuevo puesto de trabajo y corresponde a 1 de cada 3 españoles.

Las redes sociales que los candidatos consideran más apropiadas

En general, LinkedIn se muestra como la plataforma preferida para construir marca personal, para enviar currículum, para generar una red profesional o hacer networking, para buscar empleo y para localizar reclutadores.
Así, el 87,1% de los usuarios cree que LinkedIn es la vía más adecuada por para enviar el currículum, mientras que Facebook y Twitter se quedan en el 10,7% y 10%, respectivamente. Para crear marca personal, un 63,8% considera más apropiado LinkedIn, un 23,6% Twitter y un 22,5% Facebook. Y para entablar una red de contactos profesionales o la denominada networking, los españoles se quedan de nuevo con LinkedIn (84,9%), mientras que un 22,5% se decanta por Twitter y un 14% por Facebook.
Cuando hablamos de buscar empleo, LinkedIn sigue siendo la red social en la que más confían los españoles, como ha señalado el 87,5%. Para el 29,5%, en cambio, Twitter es más apropiada, y para el 27,7%, Facebook.
Por último, la labor de localizar a reclutadores es más sencilla si se hace a través de LinkedIn, al menos eso cree el 80,8% de los entrevistados a nivel nacional. El 23,2% confía más en Twitter, y el 22,9% opta por Facebook.
buscar-empleo2

La reputación social en la era 3.0

La reputación social online de los candidatos se ha convertido en un aspecto fundamental para los reclutadores, y ellos lo saben. Por eso, el 29,2% incluye algún enlace en el currículum a sus redes sociales.
La mayoría, hace referencia a su perfil en LinkedIn (67,7%), mientras que el resto de plataformas son usadas por una minoría. Es el caso de Twitter, que sólo es tenido en cuenta por el 14,7%. En la misma línea se encuentran los blogs, que únicamente aparecen en el 10,5% de los currículos, casi en línea con Facebook, que se queda en último lugar con un 10,2%.
buscar-empleo3
Ante esta nueva realidad, los reclutadores utilizan las redes sociales para conseguir información extra sobre los candidatos. Es por ello que el 17,7% de las personas que buscan empleo reconoce que le han preguntado por su presencia en las redes sociales en una entrevista de trabajo. No obstante, estos casos siguen siendo una minoría frente al 82,3% de personas a las que no le han preguntado por dichas cuestiones.

La efectividad de las redes sociales

En España, un 37,3% de los españoles ha sido contactado por reclutadores a través de las redes sociales, mientras que la media mundial se sitúa en torno al 23%. De aquellos a los que han localizado vía Internet, un 30,5% tuvo una entrevista de trabajo y un 6,6% no aceptó la propuesta. Según los encuestados hay una mayor proporción de hombres a los que se contacta tras enviar el currículum. De la misma manera, se desprende que se contacta con mayor asiduidad a las personas de entre 30-40 años. Estas cifras sorprenden, ya que el estudio también muestra que entre los perfiles de la gente que busca trabajo, son las mujeres las que más tiempo dedican a buscar trabajo (+4%).
En cuanto al nivel de estudios de los candidatos, es más probable que se contacte a aquellos que tienen estudios superiores como un título universitario (26%) o un máster o doctorado (37%) antes que con los que tienen menos formación. En cuanto a la presencia online, los datos muestran una importante conexión entre la búsqueda activa online de los candidatos y los resultados obtenidos.
El informe muestra que la presencia online influye al rato de ser contactado por un reclutador con una diferencia de 16% para aquellos que usan sólo una red social en comparación a un 46% para aquellos que están presentes en todas las plataformas.

Nuevas formas de trabajo: smartworking y coworking

Los cambios en el mundo laboral han dado lugar a nuevas formas de trabajo. Un ejemplo de ello es el smartworking o forma inteligente de trabajar, que es una tendencia aún desconocida para muchas personas, pero que está cogiendo fuerza en los últimos meses.
Se trata de utilizar las TIC para gestionar de forma inteligente el trabajo, de tal forma que se pueda obtener una mayor rentabilidad. En este sentido, conceptos como la movilidad, el teletrabajo, la comunicación permanente o la flexibilidad horaria se convierten en la base de este nuevo método de trabajo.
Aunque se trata de una tendencia que está ganando peso en el mundo laboral, el 41,7% de los españoles que busca trabajo nunca ha escuchado el término smartworking. De los que sí están familiarizados con el término, un 30,3% definió el smartworking como algo relacionado con la flexibilidad en el trabajo, un 29,5% lo relacionó al lugar del trabajo, un 5,2% a la libertad a la hora de entregar de tareas y un 4,1% a la libertad de llevar al trabajo sus propios dispositivos personales.
El smartworking conlleva también algunas dificultades. Entre las expresadas por los encuestados están: una mayor cantidad de distracciones y un posible aislamiento, aunque sólo un 17% de la gente que busca trabajo rechazaría estas opciones de flexibilidad.
Entre las razones que les llevarían a rechazarlo se encuentran la falta de oportunidad de poder interactuar con sus compañeros de trabajo, la dificultad de conciliar sus vidas privadas y el trabajo y el riesgo de tener más distracciones.
En este sentido, muchos reclutadores ven algunas otras desventajas relacionadas con los aspectos sociales y el ambiente de trabajo como son el aislamiento, la reducción de interacción con los compañeros, y la dificultad de compartir la cultura corporativa. Los profesionales de los RR.HH. consideran que, en general, es mejor incorporar soluciones de smartworking dentro del trabajo, integradas a la oficina corporativa y no al ambiente de casa.
Otro ejemplo de estas nuevas formas de trabajo es el coworking o neotrabajo. En este caso, hace referencia a un mismo lugar de trabajo en el que se encuentran diferentes profesionales particulares, autónomos, freelance o empresas en proyectos independientes y con posibilidad de realizar proyectos comunes.
Entre los encuestados españoles, sólo el 20,3% no ha oído nunca hablar de ello y un 42,4% lo ha escuchado, pero no sabe exactamente a qué hace referencia. Sin embargo, el 29,2% ha estado alguna vez en un espacio de coworking y el 6,6% incluso ha participado en uno.

Nuevos lugares de trabajo

Los cambios en el mundo laboral, empujados por la llegada de una nueva generación de trabajadores, no sólo han impulsado la creación de formas de trabajo como el smartworking o el coworking, sino que han puesto de manifiesto la necesidad de flexibilizar el trabajo facilitando nuevos entornos y lugares en los que desempeñar la función profesional.
En este sentido, aún queda camino por recorrer, pues el 45% de los trabajadores asegura que nunca ha trabajado desde casa, frente al 55% que sí lo ha hecho en alguna ocasión. Como se decía anteriormente, los espacios de coworking siguen siendo grandes desconocidos para una gran parte del sector laboral y sólo el 31,4% los ha utilizado alguna vez.
Por último, los españoles tienden a utilizar el móvil cada vez más. También para trabajar. Así, el 46,5% ha trabajado alguna vez desde su smartphone frente al 53,5% que no lo ha hecho nunca.
buscar-empleo4
Trabajar fuera de la oficina es cada vez más habitual y, a la vez, más demandado por los trabajadores españoles. El 90,8% querría poder hacerlo, es decir, casi la totalidad de los encuestados. Entre sus lugares preferidos están su casa (64,2%) y los espacios de coworking (47,6%). Otros empleados son menos exigentes y se conformarían con poder salir de la oficina, sin importar dónde (34,3%) o con poder hacerlo en un lugar cercano a su casa (41,3%).

Tags from the story
,
More from Francisco Javier Gutiérrez Ruiz Ver publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.