Francis Ford Coppola, premio Princesa de Asturias de las Artes 2015

Francis Ford Coppola, premio Princesa de Asturias de las Artes 2015 2
FFCoppola

¿Cuántas veces olvidamos incluir a Francis Ford Coppola entre los mejores directores de la Historia del cine? Es curioso que al recitar las grandes películas del celuloide nos vengan a la memoria, con tanta facilidad como merecimiento, El Padrino, El Padrino II (la tercera ya es más complicado que lo logre) o Apocalypse Now, pero Coppola suele quedarse relegado a una segunda fila entre nombres tal vez más cotidianos por seguir manteniendo un nivel comercial verdaderamente llamativo, caso de Steven Spielberg o Martin Scorsese.

Así que cuando leemos que el maestro del cine negro de los años setenta ha sido galardonado con el premio Princesa de Asturias de las Artes, no podemos sino levantarnos y aplaudir. Una gran ovación por ese acierto del jurado que trae de nuevo al director a la primera línea de la actualidad.
Coppola pasa a engrosar la selecta lista de personalidades que ya lo han recibido, como Woody Allen o Pedro Almodóvar, solo que el de ellos fue el Príncipe de Asturias y este es el primer año que el premio, siendo el mismo, se renueva coincidiendo con su trigésimo quinta edición. Está dotado con un diploma, una insignia, 50.000 euros en metálico y una escultura de Joan Miró, símbolo del galardón.
Pocos eran los premios que a Francis le quedaban por recibir, porque ha ganado cinco Oscar, por sus labores de director, guionista y productor, cuatro Globos de Oro, gracias a haber ejercido de director y guionista, un premio BAFTA, dos Fotogramas de Plata, dos Palma de Oro en Cannes o el Irving G. Thalberg que homenajea a los mejores productores de la industria y se entrega en las ceremonias de los Oscar.
El Princesa de Asturias le llega cuando está prácticamente retirado de la dirección, dedicado casi en exclusividad a la producción. Sus últimos trabajos como director nos los ofreció con Tetro, una compleja, extraña e hipnótica cinta con capital español en la que intervinieron Maribel Verdú y Carmen Maura, y Twixt, una locura con más aciertos que fallos que incluía en su reparto a Val Kilmer y Elle Fanning.
Pero además de estas rarezas para públicos minoritarios, Coppola ha sabido brillar desde Dementia 13 con clásicos como Llueve sobre mi corazón, La conversación, La ley de la calle, Cotton Club, Peggy Sue se casó, Legítima defensa o su glorificada Drácula, con la que firmó una de las versiones más inmortales de una obra que ya lo era antes de que él la ensalzara todavía más.
A finales de este año, en el mes de octubre, tendrá lugar la ceremonia en la que Francis recibirá el premio que se le acaba de otorgar, y será entonces cuando todos sus admiradores podrán aplaudirle en persona, felicitarlo y darle las gracias por tantas buenas horas de cine maravilloso.

More from Francisco Javier Gutiérrez Ruiz

Organizaciones que aprenden

Carlos Magro desarrolla una cuestión clave para nuestro presente y para el...
Ver publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.