TURISMO DE EDUCACIÓN : EL GRAN OLVIDADO 

TURISMO DE EDUCACIÓN : EL GRAN OLVIDADO 

La actividad turística española crecerá un 4,1% durante 2017, según la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) que ha revisado al alza sus anteriores estimaciones, lo que situara este año aproximadamente una cifra del 15,3 % del Producto Interior Bruto.

El Turismo seguirá siendo uno de los principales motores del crecimiento de la economía española y de la creación de empleo un 13% de puestos de trabajo de la economía española en 2015

Los empleos asociados al turismo representaron el 13% del total de puestos de trabajo de la economía española en 2015.

Sin embargo el Turismo de Educación sigue siendo el Gran olvidado

El Cervantes trabajará por aumentar el turismo idiomático.

Turespaña pide apoyo en su apuesta por un turismo cosmopolita, el Turismo de Educación va un paso por delante ya que es el  que crea mayor adicción.

Estudiar en España, debe de ser solo el inicio de una necesidad mucho mas amplia a nivel Nacional , las magnificas infraestructuras en Universidades y Centros escolares que disponen todas nuestras Comunidades estamos seguros estan abiertos a potenciar una iniciativa que solo ha comenzado. 

El Instituto Cervantes trabajará por aumentar el turismo idiomático en España, un sector en auge que impulsa el conocimiento de nuestra lengua y supone un gran activo económico que crea riqueza y fomenta el empleo. Así se puso de manifiesto en la sesión que la Reunión de Directores del Cervantes dedicó este miércoles al turismo lingüístico y al turismo de Málaga, donde se celebra el encuentro anual, que concluye mañana.

El director del Instituto, Juan Manuel Bonet, afirmó hoy que “Málaga y su provincia tienen mucho que decir en turismo idiomático” y prometió que “seremos embajadores del dinamismo cultural que las instituciones malagueñas están impulsando en la ciudad y en la provincia”.

En la sesión, celebrada en el Centro Pompidou, participaron Richard Bueno, director Académico del Instituto Cervantes; M.ª del Carmen Timor, presidenta de FEDELE (Federación Española de Asociaciones de Escuelas de Español para Extranjeros), y Javier Rodríguez Mañas, subdirector general de Estrategia de Turespaña.

Previamente, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y el presidente de la Diputación Provincial, Elías Bendodo –las dos instituciones anfitrionas de la cumbre cervantina- explicaron la amplia oferta turística y cultural de Málaga, en la que destacan los múltiples museos de la ciudad.

“Pareja de hecho”

El Cervantes promociona el turismo cultural a través de varios canales, entre los que destaca la estrecha colaboración con los centros acreditados, es decir, escuelas de enseñanza de español para extranjeros que cuentan con el aval de calidad del Instituto. Hay un total de 196 centros acreditados, de los que 156 están en España y 40 diseminados por un total de 18 países.

“El turismo idiomático y los centros acreditados somos pareja de hecho, nos retroalimentamos”, sentenció Richard Bueno para confirmar la cooperación mutua y el compromiso del Cervantes. Los estudiantes extranjeros valoran sobre todo de España su imagen de país de vanguardia, su diversidad, su cultura y su arte.

La mitad de los 156 centros acreditados en España (un total de 89) están integrados en FEDELE, una federación creada en el año 2000 y que recibe 97.000 estudiantes anuales, con un tiempo de estancia media de casi tres semanas y las que gastan en torno a 2.500 euros (unos 93 euros diarios). Los principales países de procedencia son Italia, Alemania, Estados Unidos, Francia y Reino Unido.

Carmen Timor (que además de presidenta de FEDELE es miembro del Patronato del Cervantes) dijo de sus estudiantes que “no solo les enseñamos español, sino que les emocionamos dentro y fuera de las aulas”. Les facilitan las gestiones de alojamiento, les organizan visitas guiadas y diversión… En definitiva, son cauce para mejorar la inmersión cultural de los jóvenes alumnos (la mitad de ellos, menores de 18 años) y las condiciones de su estancia lingüística en España. Esto se traduce en que después “no se quieren marchar o quieren volver cuanto antes”.

Turismo cosmopolita

Por su parte, Turespaña quiere que el Instituto Cervantes  se sume a la nueva política del Gobierno de fomentar el turismo cosmopolita, es decir, un tipo de visitante con nivel intelectual, con sensibilidad y respeto por el patrimonio monumental, cultural y natural; un turista no agresivo, que no busca la masificación, que quiere convivir y no invadir las ciudades.

Así lo pidió el subdirector general de Estrategia de Turespaña, Javier Rodríguez Mañas, para quien el organismo necesita “la colaboración y la cogestión de los centros del Cervantes” en ese objetivo.

Es una de las conclusiones del estudio que lleva a cabo Turespaña para saber qué tipo de turista crece y a cuál realmente interesa recibir. Ya no conviene promocionar indiscriminadamente los destinos españoles para todo tipo de visitantes, afirmó, sino que es preferible seleccionarlos, fomentando el turismo cosmopolita. Rodríguez Mañas mostró el deseo del organismo de seguir cooperando con el Cervantes en promocionar el flamenco, las fiestas, el arte o la cultura, pero “rediseñando una nueva forma de colaboración”.

“Formidables embajadores”

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, definió a todos los directivos del Cervantes como “formidables embajadores y prescriptores de opinión”, por lo que les pidió que recomienden Málaga a sus alumnos como destino. “Es una ciudad para aprender español” y “no defrauda” a quien llega porque encuentra enormes ventajas: clima agradable, calidad de vida, magnífica gastronomía, una ciudad monumental muy bien comunicada que recibe 600.000 visitantes al año y un largo etcétera en el que destacan la palpable huella del malagueño Pablo Picasso y una veintena larga de museos de primer orden.

También el presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, coincidió con el alcalde en que el aprendizaje de español “es un potente recurso turístico” para la Costa del Sol. No en vano, la provincia cuenta con 28 centros de enseñanza de español como lengua extranjera, lo que supone la mitad de todos los que hay en Andalucía y el 15 del ciento de toda España. A esta oferta, Málaga añade otra también importante: la del turismo de reuniones y congresos que conjugan “el binomio ocio/negocio”. Reuniones como la que vienen celebrando 70 responsables del Cervantes y que concluye mañana jueves con una sesión en la que intervendrán, además del director y el secretario general, el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Fernando García Casas.

«Los centros de enseñanza de español para extranjeros en España tienen una gran relevancia». 

Written By
More from Lucio Villalba

Programa de ayudas al emprendimiento universitario en América Latina, España y Portugal ofrece un total de 112 plazas

Programa de ayudas al emprendimiento universitario en América Latina, España y Portugal...
Ver publicación