Anticuerpos posible punto débil nuevo coronavirus

Anticuerpos posible punto débil nuevo coronavirus

 

NIH

Anticuerpos posible punto débil nuevos coronavirus, los investigadores están trabajando arduamente para producir mapas moleculares 3D precisos para guiar el desarrollo de formas seguras y efectivas de combatir la pandemia de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19).

Si bien ha habido mucha emoción en torno a la promesa de pruebas y tratamientos basados ​​en anticuerpos, este mapa que ve arriba destaca otro uso importante de anticuerpos: informar los esfuerzos para diseñar una vacuna.

 

Punto debil coronavirus

 

 

Esta imagen muestra la estructura cristalina de un anticuerpo humano (cadena pesada en naranja, cadena ligera en amarillo), que es una proteína sanguínea que nuestro sistema inmunológico produce para atacar virus y otros invasores extraños. Este anticuerpo particular, llamado CR3022, está unido a una proteína de superficie clave del nuevo coronavirus (blanco).

El anticuerpo CR3022 en realidad no proviene de alguien que se haya recuperado de COVID-19. En cambio, se obtuvo de una persona que, hace casi dos décadas, sobrevivió a un episodio de síndrome respiratorio agudo severo (SRAS). El virus del SARS, que desapareció en 2004 después de un breve brote en humanos, está estrechamente relacionado con el nuevo coronavirus que causa COVID-19.

 

Punto debil coronavirus

 

En un artículo reciente en la revista Science , el laboratorio financiado por los NIH de Ian Wilson, el Instituto de Investigación Scripps, La Jolla, CA, junto con colegas de la Universidad de Hong Kong, intentaron comprender cómo interactúa y neutraliza el sistema inmunitario humano este virus altamente infeccioso [1]. El laboratorio lo hizo empleando herramientas de cristalografía de rayos X de alta resolución [2]. Capturaron la estructura atómica de este anticuerpo unido a su objetivo disparando rayos X a través de su forma cristalizada. (Un anticuerpo mide aproximadamente 10 nanómetros; un nanómetro es la milmillonésima parte de un metro).

 

Punto debil coronavirus

 

Otros investigadores habían demostrado previamente que CR3022 reacciona de forma cruzada con el nuevo coronavirus, aunque el anticuerpo no se une lo suficientemente fuerte como para neutralizarlo y evitar que infecte las células. Entonces, el equipo de Wilson se puso a trabajar para aprender con precisión dónde se une el anticuerpo al nuevo virus. Esos sitios son de especial interés porque destacan puntos en un virus que son vulnerables a los ataques y, como tales, objetivos potencialmente buenos para los diseñadores de vacunas.

Un hallazgo clave en el nuevo artículo es que el anticuerpo se une a un sitio muy similar tanto en el SARS como en los nuevos coronavirus. Esos sitios difieren en cada virus por solo cuatro aminoácidos, los componentes básicos de una proteína.

 

Punto debil coronavirus

 

Esto es particularmente interesante porque el anticuerpo que se muestra arriba está unido a una proteína espiga, que es el apéndice tanto del SARS como del nuevo coronavirus que les permite unirse a una proteína receptora clave en la superficie de las células humanas, llamada ACE2 . Esta actividad de unión marca el primer paso para que estos virus entren en las células humanas y las infecten.

El anticuerpo humano que se muestra en esta imagen se adhiere a la proteína espiga del virus en una ubicación diferente de donde la proteína ACE2 humana se une al nuevo coronavirus. Curiosamente, el anticuerpo se une a una mancha en el nuevo coronavirus que generalmente está oculto, excepto cuando el virus cambia de forma su estructura para infectar una célula.

 

 

Los hallazgos sugieren que una vacuna exitosa puede ser una que produzca anticuerpos que se dirijan a este mismo lugar, pero que se una más fuertemente que la vista anteriormente, protegiendo así las células humanas contra el virus que causa COVID-19. Sin embargo, Wilson señala que este estudio acaba de descubrir una vulnerabilidad potencial del nuevo coronavirus, y es probable que el virus tenga muchos más que podrían revelarse con más estudios.

Para continuar en esta búsqueda para diseñar una vacuna segura y efectiva, Wilson y sus colegas ahora están recolectando muestras de sangre para recolectar anticuerpos de personas que se han recuperado de COVID-19. Por lo tanto, podemos esperar ver algunas imágenes aún más reveladoras pronto.

Written By
More from Maribel

COVID-19 en las residencias de mayores

COVID-19 en las residencias de mayores   Notiweb-madrimas Radiografía de la incidencia...
Ver publicación