Autismo. “Entre espinas y rosas”…

Autismo. “Entre espinas y rosas”…

Por Sencillez & Orden

Entre espinas y rosas,    

                      Se transforman en energía positiva,                 

-dramas a primera vista-  
 ciertas cosas.

 

Cuando los niños son pequeños, hay mucha incertidumbre, porque no se sabe muy bien lo que pasa, el primer año no se detecta nada y la evolución es muy imprevisible. Es fácil creer que son  personas poco abiertas, pero  con buena inteligencia, o al menos, dentro de lo normal.

Después se va viendo que, como los demás, los hay mas o menos inteligentes y cada persona es diferente de otra.

Puede haber niños susceptibles de evolucionar normalmente , que sólo tengan rasgos de personalidad autista , y tratándolos psicológicamente con acierto, puedan evolucionar en una escolarización normal.

Pero, el autismo propiamente dicho, se manifiesta con una distorsión severa de la relación con la realidad y las personas; por lo que al tener una percepción distorsionada, manifiestan trastornos importantes de conducta.

Se van haciendo mayores con un retraso mental más o menos profundo según la gravedad del caso. Se les bloquea mucho la devolución normal en los momentos de madurar la relación, de aparecer el lenguaje , y sobre todo en la capacidad de abstracción. La memoria parece bien conservada, recuerdan lugares y personas de tiempos anteriores. 

Los trastornos de conducta se manifiestan con fijaciones importantes hacia  personas u objetos, los cambios pueden alterarlos. Toleran muy mal la frustración, y tienen tendencia a no aceptar su propia evolución destruyendo cosas que han hecho bien o negándose a utilizar algunas palabras que van aprendiendo. 

El lenguaje , en los casos más graves es inexistente y a los que hablan se les nota muy repetitivos y confusos en la formación de frases y discursos cortos.

Al hacer crisis psicóticas hacen regresiones y pierden las mejoras conseguidas con tiempo.

Algunos manifiestan con agresividad su mal estar. Tienen tendencia a romper, desmontar, vaciar, desordenar, además de auto y heteroagredir. Pueden tener incontinencias de esfínteres.

De todo lo expuesto, como se ha dicho, unos tienen mas acusados unas características, otros, otras.  Cada cuadro  necesita un trato adecuado, la mayoría necesitan educación especial y una atención continua para control y educación. Hay atención para discapacitados intelectuales, y para trastornos de conducta, los autistas necesitan ambas en mayor o menor grado.
Se  desconocen las causas,  se discute si orgánicas o psicológicas. Actualmente  se ha acelerado la investigación  y parece que se descubren zonas del cerebro implicadas y algunos neurotransmisores. Aún hay camino por recorrer. 

Son de los casos más difíciles entre los discapacitados y con ayuda de profesionales se aprende a convivir con ellos en un mundo diferente. Esta realidad se va asimilando con el tiempo, para alguno adultos es muy difícil de aceptar. Siempre hay un espacio para la esperanza, de curación, primero, sólo de mejoría, después.

Hay centros de atención especial, mas de concertados que de públicos,  gestionadas por Bienestar Social de las CCAA, pero  en las zonas rurales aisladas, el problema debe ser aún más grave.

Written By
More from Maribel

VOLKSWAGEN ESPAÑA OFRECERÁ 1.500 EMPLEOS A JÓVENES

VOLKSWAGEN ESPAÑA OFRECERÁ 1.500 EMPLEOS A JÓVENES   VOLKSWAGEN GROUP ESPAÑA DISTRIBUCIÓN...
Ver publicación