Control y diagnóstico de la lepra

Control y diagnóstico de la lepra

La profesora del Área de Parasitología de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche Lucrecia Acosta ha realizado un proyecto de cooperación al desarrollo en la triple frontera entre Argentina, Brasil y Paraguay. Esta acción, impulsada desde el Vicerrectorado de Relaciones Internacionales de la UMH, ha consistido en el control y diagnóstico de la lepra a 77 pacientes y 485 familiares. La UMH trabaja en el control y diagnóstico de la lepra en Argentina, a través de un proyecto de cooperación al desarrollo

 

Control y diagnóstico de la lepra
Lucrecia Acosta Soto

En este proyecto de la UMH se han realizado visitas a los hogares de los enfermos y se ha desarrollado una red de profesionales que permitie que todas las personas afectadas reciban el tratamiento. Además, se continúa trabajando en la transferencia de la técnica de biología molecular empleada para el diagnóstico de la enfermedad.

Control y diagnóstico de la lepra
El bacilo de Hansen es el causante de esta enfermedad.

Lucrecia Acosta explica que “son varias las dificultades que las personas afectadas poseen para acudir a centros de salud, debido a las grandes y costosas distancias que existen y las discapacidades generadas por la enfermedad, las cuales provocaban que muchos de estos pacientes no continuaran con el tratamiento”. Este proyecto de cooperación ha permitido conocer la incidencia de la enfermedad en la provincia de Misiones (Argentina), pero también se ha atendido a pacientes de Brasil y Paraguay dada la cercanía geográfica a la frontera con Argentina.

Control y diagnóstico de la lepraSegún la profesora Acosta, este trabajo ha visibilizado que la lepra sigue siendo una enfermedad latente, a la vez que ha sensibilizado sobre la importancia de un diagnóstico precoz, así como el seguimiento del tratamiento para evitar la transmisión. La investigadora añade que esta acción ha contribuido a la mejora de la calidad de vida de las personas afectadas por lepra y a sus familiares.

Esta acción internacional se ha ejecutado con la colaboración del Hospital Samic de Eldorado y las profesionales Mirtha Ames y Sandra Roginski, quienes, actualmente, continúan desarrollando el plan de búsqueda de posibles nuevos casos de lepra y trabajando con los enfermos para evitar el abandono del tratamiento. El Hospital Samic de Eldorado, situado en la provincia argentina de Misiones, tiene un área de influencia del 30% de la provincia, por lo que el trabajo desarrollado ha permitido tener bajo control, respecto a la lepra, a más de 300.000 personas.

El proyecto cuenta con la financiación de la UMH y la Conselleria de Transparencia, Responsabilidad Social, Participación, Cooperación y Calidad Democrática, a través de la convocatoria de ayudas para financiar proyectos de investigación de carácter internacional para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas. Esta convocatoria forma parte de las acciones desarrolladas en el convenio de Cooperación Universitaria al Desarrollo 2017, establecido entre la UMH y la Generalitat Valenciana. En concreto, las actuaciones enmarcadas en este proyecto de cooperación han permitido contribuir a desarrollar el ODS 3 (salud y bienestar), el ODS 4 (educación de calidad), el ODS 8 (trabajo decente y crecimiento económico) y el ODS 17 (alianzas para lograr los objetivos).

La OMS reveló que en la Argentina se registran 300 casos de lepra cada año

La lepra, una enfermedad que suena antigua para muchos, causa en la actualidad unos 200.000 nuevos casos anuales en el mundo y unos 300 en la Argentina, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS), y agregó que aparecen “porque la incubación puede durar hasta 20 años, aunque una vez diagnosticada la infección el paciente deja de contagiar en dos semanas”, afirmaron especialistas.“La lepra es una enfermedad infecciosa causada por una bacteria llamada Mycobacterium leprae, descubierta en 1871 por el médico noruego Gerhard Hansen, razón por la cual también se la denomina bacilo de Hansen”,

Prevenible y curable

 Si bien antiguamente se creía que la enfermedad tenía causa hereditaria o correspondía a un castigo divino, “en el siglo XXI se sabe que nada de eso es verdad, que las deformidades que provoca se pueden prevenir e inclusive que la lepra se cura, ya que desde 1981 contamos con una combinación de antibióticos de alta eficacia cuya tasa de recaída a cinco años es menor al 1 por ciento”.

La lepra afecta principalmente la piel, los nervios periféricos, la mucosa de las vías respiratorias superiores y los ojos, y aunque no es muy contagiosa, se transmite por gotículas nasales y orales cuando hay un contacto estrecho y frecuente con enfermos no tratados.

“Considerando que es una enfermedad milenaria, la tasa de detección es baja, especialmente si se la compara con años anteriores. Por eso, si bien la lepra como enfermedad sigue existiendo, se encuentra en franco retroceso”, afirmó Valdez.

Control y diagnóstico de la lepra

Lucrecia Acosta Soto:

Siempre quise ser bióloga, no recuerdo haber deseado estudiar otra cosa.  Así que me licencié  en biología por la Universidad de Murcia, mi ciudad natal.

 ¿Mi pasión? Los parásitos. Tras licenciarme y comenzar el primer año de los cursos de  doctorado de “Biotecnología y Biomedicina” en la Universidad de Alicante, me especialicé  parasitosis humanas realizando el Máster Internacional en Enfermedades Parasitarias y Tropicales de la Universidad de Valencia.

Una vez terminado el DEA (Diploma de Estudios Avanzados), decidí ampliar mis conocimientos en la Universidad Miguel Hernández y realicé el Máster Oficial en Salud Pública. Máster por el que finalmente obtuve el título de Doctor Internacional por la Universidad Miguel Hernández de Elche en la que auné los conocimientos adquiridos en la tesis doctoral titulada “Epidemiología de la leishmaniosis canina en la ciudad de Posadas, Misiones, Argentina“.

Mi experiencia en biología molecular de Leishmania, me llevó a la University College London dónde descubrí otra gran pasión la Lepra y desde el año 2010 soy la Responsable del Diagnóstico Molecular e Investigación del Sanatorio Fontilles, institución que desde hace más de 100 años lucha contra esta enfermedad.

No puedo hablar sobre mí sin mencionar a mi profesor, director de tesis, jefe, mentor, compañero de fatigas y como no, buen amigo, Fernando Jorge Bornay Llinares, y actualmente profesor de esta casa. No hablaremos de fechas, pero hace más de una década que me me enseño la frase de “Nunca des un paso atrás atrás ni para mirar tu sombra. Siempre hacia adelante” y que siempre he tenido presente en este largo camino.

Actualmente soy profesora ayudante doctora del Área de Parasitología.

Otros reportajes UMH:

Convenio UMH y la Universidad Andina Simón Bolívar de Ecuador

Investigadores de UMH, en Pekín para proyecto iSQAPER

 

 

Written By
More from Lucio Villalba

Día Mundial contra la Desertificación y la sequía

Día Mundial contra la Desertificación y la sequía
Ver publicación