Dos deportistas españoles nos cuentan como viven en Japón

Dos deportistas españoles nos cuentan como viven en Japón

Fuente: Talentos J.   Fundación Consejo España-Japón

 

 

 

 

Ainhoa Calaf 

         Vive en Tokio donde combina su trabajo de guía turística con la práctica del Kyudo, el arte del tiro con arco japonés.

 

 

 

 

Víctor Hugo López Romero

El balonmano ha llevado a este deportista a Nagoya, donde vive con su familia.

 

Víctor Hugo López Romero

El balonmano ha llevado a este deportista a Nagoya, donde vive con su familia.

Desde el primer día ha sido un aprendizaje continuo: otras costumbres, otra cultura, otro idioma y hasta otra forma de conducir, por no hablar de ¡comer con palillos! Creo que la primera semana perdí tres kilos hasta que pude dominarlos. Descubrir la forma de pensar de los japoneses, la forma de trabajar e incluso los formalismos y costumbres de las empresas de la mano de los propios japoneses es un lujo del que intento disfrutar. Esta siendo una gran experiencia para mi familia y para mí. ¡Sin pensar todo lo que aún nos queda por conocer!

Nacido en Málaga, me marché de allí para jugar como profesional a los 19 años, pasando por Las palmas de Gran Canaria, Almería, Valladolid y Logroño. A los 28 tuve la oportunidad de poder aprovechar el balonmano para vivir en otros países y conocer otras culturas, por lo que inicié un periplo que me llevó a Alemania y Qatar. Finalmente en julio de 2016 aterricé en Nagoya. Casado y padre de 3 hijas que también están disfrutando de la experiencia japonesa.

Estudios: Master en Gestión Deportiva

Residencia: Nagoya / Málaga

La carrera de Hugo López como jugador profesional de balonmano le ha llevado a un variado número de destinos a lo largo de los años incluyendo Qatar, Alemania y ahora, Japón. Hugo admite que desde que aterrizó en la ciudad de Nagoya hace dos años para jugar en un club local ha sido un aprendizaje continuo en el país asiático, adaptándose él y su familia a una cultura que les resultaba casi desconocida.
Hugo cuenta agradecido que la experiencia en su actual club de balonmano Toyoda Gosei, perteneciente al Grupo Toyota, va mucho más allá de lo deportivo. El jugador, que ha competido con la selección española de balonmano,dice que en el club japonés ha tenido la oportunidad de aprender no solo el funcionamiento de una gran corporación, sino también las costumbres y valores unidos al mundo laboral japonés.
Confiesa que su estancia en Japón está siendo una gran experiencia para él, su mujer y sus tres hijas.“¡Sin pensar en lo todo lo que aún nos queda por conocer!”, añade ilusionado.

Una de las cosas que más me gusta de Japón  es el respeto y la confianza que depositan en los deportistas.

Entrevista Talento J.

1. Has jugado profesionalmente en España, Catar, Alemania y Japón. ¿Qué diferencias destacarías entre las ligas de estos países y la liga profesional japonesa?
A nivel deportivo, las características de los jugadores japoneses son diferentes (más pequeños y explosivos) por lo que el juego es más rápido y hay menos lanzamiento exterior, además suelen utilizar más defensas abiertas. Respecto a la competición, en Europa hay más tradición por lo que acuden más aficionados a los pabellones, sobre todo en Alemania. Sin embargo, a nivel de organización no tiene nada que envidiar a Alemania y es incluso mejor que España.
2. ¿Cómo crees que se percibe el deporte español en Japón? ¿Crees que los japoneses conocen muchos deportistas españoles?
En general, tienen un gran respeto por el deporte español y europeo, sobre todo en deportes colectivos. Admiran el “talento” y la “frescura” de los deportistas españoles. Los japoneses siguen mucho la liga de fútbol y conocen los equipos y muchos jugadores internacionales, así como a la selección española. Además con la reciente llegada de Andrés Iniesta y Fernando Torres a Japón se ha multiplicado su seguimiento.
3. ¿Qué consejos darías a un español que quiere competir profesionalmente en Japón?
Japón intenta traer talento extranjero que marque la diferencia, en ese sentido es muy exigente, por lo que se fijan mucho en la carrera deportiva que hayas desarrollado y valoran la experiencia internacional. Además, tanto la liga de fútbol como la de balonmano son muy intensas, por lo que es necesario estar muy bien preparado físicamente.
4. ¿Cómo es el oficio de jugador de balonmano en Japón? ¿Crees que es una profesión respetada en el país asiático?
La liga aquí va de septiembre a marzo así que es algo más corta que en Europa, pero en cambio la pretemporada se alarga mucho más y se utiliza para trabajar mucho más a nivel físico por lo que se hace duro. Una de las cosas que más me gusta de Japón es el respeto y la confianza que depositan en los deportistas. En ese sentido, es un sitio ideal para trabajar, están muy abiertos a cambiar y a aprender.

5. ¿A qué dificultades se enfrenta un deportista extranjero que compite en Japón?
La barrera del idioma es el principal problema sin duda, ya que la comunicación en el deporte es clave.

Creo que se trabaja de forma mucho más metódica y repetitiva, sin la espontaneidad y la libertad de decisión que puede haber en España, a lo que también hay que acostumbrarse”

 

CUESTIONARIO EXPRESS TALENTO J

 

 

► 3 deportistas japoneses a los que admiro…
Hiromi Miyake, levantadora de peso y atleta olímpica. El equipo olímpico de gimnasia femenino. Yuki Kawauchi, maratoniano.
► 3 valores deportivos que asociaría a los japoneses…
Compromiso con el colectivo. Resiliencia. Capacidad de trabajo.
► 3 consejos para vivir en Japón…
Aprender e impregnarse de su cultura y costumbres. Respetar su escala de valores. Socializar con los japoneses y no vivir en la burbuja de los “extranjeros”.
► 3 lugares imprescindibles que hay que visitar en Japón…
La isla de Miyajima. Niseko en la temporada de ski. En Nagoya recomendaría perderse por las calles comerciales de Osu Street.

 

 


Mis 3 platos de comida japonesa favoritos son…
Sashimi (pescado y marisco crudo). Yakiniku (Finas lonchas de carne a la parrilla). Okonomiyaki (especie de pancake de col al que se le añaden carne, marisco, fideos, etc.).
► Nunca me iría de Japón sin probar…
Una izakaya (tradicional bar o restaurante japonés) un viernes noche cualquiera.
Lo que más echaría de menos de Japón es…
Sin duda a todas las personas con las que tengo amistad aquí.

 

Víctor Hugo López Romero

► Entrada en la Wikipedia Víctor_Hugo_López :  https://es.wikipedia.org/wiki/
► Especialista en: Balonmano, Gestión deportiva.
► Experiencia profesional:
• Jugador en el equipo Toyoda Gosei, Japón.
• Jugador en el equipo Al Quiyada, Qatar.
► Formación: Máster en Gestión Deportiva del Johan Cruyff Institute.
► Nivel de japones: básico.

 

 

 

 

 

Ainhoa Calaf 

Vive en Tokio donde combina su trabajo de guía turística con la práctica del Kyudo, el arte del tiro con arco japonés.

Fui la típica niña que creció con Sailor moon y Dragon ball. Dibujaba chicas de ojos grandes y medidas imposibles y cantaba las canciones de los dibujos sin tener ni idea de lo que decían. Al crecer todo lo que tuviera que ver con samurais, geishas y arte tradicional japonés pasó a ser parte de mi día a día. Estudié japonés en la Escuela Oficial de Idiomas, empecé a practicar Kyudo y viajé 4 veces a Japón antes de vivir aquí.

Ahora llevo aproximadamente dos años en Tokio y mi experiencia está siendo algo contradictoria. No es lo mismo venir de vacaciones que vivir aquí, no es lo mismo saber solo lo positivo que convivir a diario con lo negativo también. Japón tiene cosas increíbles y maravillosas como el civismo y la pulcritud y a la vez cosas negativas que no te cabrían en la cabeza ni en tres vidas. Así es Japón, contradictorio, pero no por eso menos fascinante. Para vivir aquí hay que armarse de paciencia y estar muy abierto a todo. Es una sociedad compleja y de costumbres muy opuestas a las de España. Yo siempre he sentido que en cierta manera encajaba más en Japón. Ahora creo que soy un poco de cada lugar y así me gusta ser. Quedándome con lo positivo de ambas culturas.

En relación a mi práctica del Kyudo, no podría estar más contenta. Es duro y estricto pero ahora tengo la oportunidad de practicar casi a diario en un dojo de verdad con compañeros y senseis de muy alto grado. Una cosa de la que me he dado cuenta  practicando aquí, es que en España aunque el nivel no es tan alto, nos lo tomamos muy en serio y se enseña muy bien. Lástima que nos falten infraestructuras y recursos en nuestro país para hacer crecer este arte marcial tan bonito y desconocido a la vez. Las otras cosas de Japón que me encantan son los karaokes, los matsuris y lo cuidadosos que son para todo, el alma que le ponen a la mayoría de las cosas que hacen.

Intento disfrutar mi paso por este país todo lo que puedo y estoy muy agradecida por la oportunidad de aprender sobre esta cultura, sobre Kyudo y sobre mí misma. Para bien o para mal, Japón no deja indiferente a nadie, para mí ha sido un punto de inflexión, un antes y un después.

Estudié diseño, artes escénicas y danza en Barcelona. Pasé gran parte de mi vida bailando y dando clases hasta que decidí retomar la idea de estudiar turismo. Idea que durante mucho tiempo me había rondado por la cabeza. Siempre había querido hacer algo que me pudiera llevar a conocer lugares y culturas distintas.

Soy aficionada al arte en todas sus variantes, a la música, a los animales, a la naturaleza, al deporte y a los retos. Practico Kyudo desde hace 7 años, teniendo la suerte de poder hacerlo actualmente en el dojo Shiseikan, ubicado dentro del santuario Meiji Jingu en Tokio.

Trabajo como guía turística para Yoitabi Travel y ayudo en una tienda de trajes de flamenco llamada Manzanilla en Takadanobaba, Tokio. En mis ratos libres sigo estudiando japonés, voy a la escuela de kimono y soy voluntaria de un pequeño refugio para perros.

Estudios: Artes escénicas y turismo

Ainhoa creció admirando la cultura tradicional y popular japonesa, pasión que canalizó estudiando el idioma y practicando una de las artes marciales más tradicionales del
país asiático, el kyūdō, tiro con arco japonés.
Después de dos años viviendo en Japón, Ainhoa admite que vivir en el país asiático no es tan idílico como las estancias temporales de sus viajes previos. Ainhoa reconoce
que la complejidad de la sociedad japonesa puede resultar en ocasiones frustrante para los extranjeros que residen en el país, “pero no por ello Japón es menos fascinante”.
Su vida en Japón le ha permito poder practicar a diario su deporte favorito, el kyūdō, en un auténtico dōjō (lugar tradicional dedicado a la prácticade artes marciales), ubicado dentro del Meiji Jingu en Tokio, uno de los santuarios sintoístas más populares de todo Japón.
Actualmente Ainhoa compagina su pasión por el kyūdō con su trabajo como guía turística para una agencia de viajes especializada en Japón. En sus ratos libres continúa estudiando
japonés, va a una escuela para aprender el arte tradicional del kimono y participa en un programa de voluntariado en un pequeño refugio para perros.

Entrevista Talento J

1. Practicas kyūdō, el arte del tiro con arco japonés, un arte marcial con una fuerte tradición en el país asiático. ¿Qué obstáculos se te presentaron como extranjera al intentar practicar un arte marcial tradicional japonés?
El principal obstáculo que te puedes encontrar al querer practicar en Japón es entrar en un dōjō (lugar donde se practican las artes marciales). Algunos te aceptan sin más y en otros alguien conocido o vinculado al dōjō debe recomendarte. En mi caso, la recomendación por parte de maestros de Nara vinculados a la Federación Española me abrió las puertas del Shiseikan (dōjō
situado en Meiji Jingu), donde practico actualmente. El protocolo fue bastante largo y tuve que esperar cerca de tres meses para poder entrar. En Japón las cosas van despacio y el protocolo es muy importante para empezar con buen pie.
Por otra parte están los compañeros. Al principio costó integrarse, de hecho costó bastante. Algunas personas creen que no las vas a entender y ni siquiera intentan acercarse a ti. A otras parece que no les gusta que un extranjero esté allí y por supuesto hay gente muy amable que siente curiosidad por ti e intenta establecer conversación.
En kyūdō como en cualquier otra cosa que hagas en Japón la manera de relacionarse tiene una jerarquía y un protocolo. Tiene que pasar tiempo hasta que ellos te consideran de “su grupo” (uchi). Por suerte parece que todo se ha ido poniendo en su lugar y me siento mucho más a gusto en el dōjō, y creo que ellos también conmigo.
2.¿Cómo crees que se percibe el deporte español en Japón? ¿Crees que los japoneses conocen muchos deportistas españoles?
En Japón conocen a futbolistas españoles ya que el fútbol es el segundo deporte más practicado aquí y les encanta. Fuera de eso, y hablando en términos generales solo conocen a algunos grandes nombres que salen en las noticias y poco más. Por supuesto habrá gente que conozca más el deporte español, pero no es la norma.
En Japón se sigue mucho algunos deportes como el baseball, el fútbol o el fútbol americano.
3. ¿Qué consejos darías a un español que quiere practicar de forma profesional un deporte tradicional japonés en el país asiático?
Primero, que tuviera muy claro que aquí las cosas funcionan diferente. Hay que seguir normas y ser muy serio con lo que se hace. Si pudiera aprender japonés mejor, entendería mejor las explicaciones y podría relacionarse con los compañeros.
Por otro lado entender que aquí los maestros tienen mucho valor y no está bien visto ir cambiando.
Por lo tanto, escogería el dōjō donde quisiera ir, intentaría que alguien me escribiera una carta de recomendación e iría de visita al dōjō para hablar del asunto.
También existe la posibilidad (si el dōjō lo permite) de practicar en periodos cortos como en vacaciones de verano. Es una buena manera de poder aprender de maestros japoneses si no se tiene la
oportunidad de vivir aquí.
4. ¿Cómo es el oficio de deportista de kyūdō profesional en Japón?
¿Crees que es una profesión respetada en el país asiático?
Primero quisiera aclarar que el kyūdō, no es una profesión sino un modo de vida. En kyūdō la gente no se gana la vida dando clases como en otras artes marciales. No nos referiríamos a una persona que hace kyūdō como deportista o profesional, sino como un practicante o un maestro.
Como modo y filosofía de vida, es muy respetado. La gente admira mucho el kyūdō ya que saben que es un arte marcial estrechamente vinculado a la religión Shinto.
Creo que vemos el kyūdō como algo envuelto en una atmósfera de armonía, buenas maneras y concentración, aparte de una estética muy bonita.
En mi caso, cuando digo que practico kyūdō la gente se queda muy sorprendida y se alegra. Si en Japón dices que practicas un arte marcial, rápidamente la gente te atribuye unos valores de disciplina y respeto muy valorados aquí (aunque no siempre quien practica artes marciales los tiene) eso siempre ayuda a mejorar la imagen que tienen de ti como extranjero.
Al contrario de lo que se pueda pensar, no hay tanta gente que practique kyūdō en comparación a otras artes marciales. En las universidades lo practican de una manera más deportiva y la mayoría al terminar los estudios, lo deja.
5. ¿Qué deportes tradicionales japoneses crees que interesan más a los españoles?
El jūdō y el karate son muy conocidos y practicados en España gracias a ser olímpicos. Creo que los vemos puramente como deportes.
Por otro lado el aikidō (arte marcial relativamente moderno), kendō (arte marcial caracterizado por el uso de un sable de bambú) y iaidō (arte marcial relacionado con el desenvainado y el envainado de la katana). se suelen ver más como artes marciales y tienen muchos adeptos y una gran comunidad.
Los tenemos muy asociadas a los samurái y a la cultura tradicional japonesa.
Nosotros (kyūdō) estamos al final de la cola… sería genial que pudiéramos crecer y que este arte marcial tan desconocido pudiera llegar a más gente. Estoy segura de que a muchos
les encantaría.

El judo y el karate son muy conocidos y practicados en España gracias a ser olímpicos.
Creo que los vemos puramente como deportes”

CUESTIONARIO EXPRESS TALENTO J

► Mis 3 deportes favoritos japoneses son…

Las artes marciales: kyūdō, iaidō (arte marcial relacionado con el desenvainado y el envainado de la katana), naginata (uso de un sable tradicional japonés de hoja curva).
► 3 valores deportivos que asociaría a los japoneses…

Esfuerzo, humildad, superación.
► 3 consejos para los que quieran empezar a practicar un arte marcial japonés:

Tener paciencia, mucho respeto y estar siempre dispuesto a aprender de todo y de todos, no solo de maestros.
► 3 lugares imprescindibles que hay que visitar en Japón…
¿¿Solo 3?? Kioto, Nikko, Miyajima.
► Mis 3 platos de comida japonesa favoritos son…
Okonomiyaki (especie de pancake de col con carne, marisco…), sashimi (pescado y marisco crudo), soba (fideos de trigo sarraceno) fríos con salsa de sésamo.
► Nunca me iría de Japón sin probar…
Una sesión de karaoke y un buen matcha (té verde japonés).
► Lo que más echaría de menos de Japón es…
La limpieza,  la seguridad y los templos

Ainhoa Calaf 

► LinkedIn: https://www.linkedin. com/in/ainhoa-calaf-919331119/
► Especialista en: kyūdō, turismo, danza y expresión corporal.
► Experiencia profesional:
• Guía turística para Yoitabi Travel.
► Formación:
• Técnico superior en Turismo en la Escola d’Hoteleria i Turisme de Barcelona.
• Graduado superior en artes escénicas en el Col.legi de Teatre de Barcelona.
► Nivel de japones: Intermedio. Ai

Residencia: Tokio

Contacto: Instagram: mononoawarebcn / Instagram: umebcn

Written By
More from Lucio Villalba

TAI -primera edición del Master oficial universitario en Fotografía

TAI -primera edición del Master oficial universitario en Fotografía
Ver publicación