El ITESO aporta soluciones para enfrentar el Covid-19

El ITESO aporta soluciones para enfrentar el Covid-19

  • Profesores de asignatura, académicos de tiempo fijo y personal del ITESO desarrollan insumos que permitan seguir atendiendo la contingencia sanitaria por medio del diseño de una careta de protección y un par de respiradores.
Luis Enrique Flores

A pesar de todas las medidas que se han tomado desde mediados de marzo los contagios por Covid-19 siguen aumentando en Jalisco y en el país. La contingencia sanitaria provocada por el virus continúa en el horizonte. Si bien la crisis de los servicios de salud es una realidad, también lo es el hecho de que desde diferentes frentes surgen iniciativas que buscan colaborar para enfrentar la pandemia.

El ITESO es uno de estos frentes debido a que profesores de asignatura, académicos de tiempo fijo y personal trabajan en diferentes iniciativas, entre ellas el diseño y la fabricación de caretas de protección y el desarrollo de un par de respiradores.

Luis Enrique Flores, coordinador de la Licenciatura en Diseño del ITESO, cuenta del trabajo que ha estado realizando un grupo multidisciplinario que reúne a profesores y técnicos.

“Pensamos que la universidad debía hacer algo más allá del aislamiento, que podíamos ofrecer más como académicos. Estuvimos intercambiando ideas que llegaron a oídos de Óscar Castro, director del Departamento del Hábitat y Desarrollo Urbano (DHDU), y de otros coordinadores de carrera que nos invitaron a formar un grupo de trabajo”, dice Flores y añade que comenzaron a trabajar aprovechando las instalaciones, los laboratorios y el apoyo del personal del ITESO.

David M. Ochoa

Así, formaron un equipo liderado por David Ochoa en el área de ingeniería mecánica, Luis Enrique González para el desarrollo de hardware y software y el propio Luis Enrique Flores en el área de diseño y procesos.

Lo primero que trabajaron fue el del soporte para una careta de protección, diseñada por Luis Carlos Gutiérrez, quien presentó la idea que han estado perfeccionando. Como el área de investigación de Flores es la sustentabilidad buscaron un material que fuera fácil de manejar y que tuviera poco impacto ambiental.

Carlos Gutierrez Medrano

El trabajo comenzó con fibra de densidad media (MDF, por sus siglas en inglés), pero diseño permite que se use acrílico para fabricar el soporte de la careta.

“Es un material lavable, que se desinfecta fácilmente y se puede reusar”, detalla el profesor, y añade que de este modo se optimizan los recursos y se minimiza el impacto ambiental. Ya solicitaron los insumos para comenzar a fabricar las caretas, que son reusables, ergonómicas, funcionales y fáciles de ensamblar.

Flores explica que tienen la capacidad para fabricar cerca de 60 máscaras por hora con una inversión de 14 pesos por pieza, incluyendo el costo de la mano de obra y el material. Señala que la intención es poner los insumos a disposición de las autoridades de la universidad para que decidan a dónde enviar las máscaras.

“Pensamos que la mejor manera de invertir estos recursos es la donación. Como universidad jesuita y humanista es lo que toca: entregar un producto viable que permita minimizar los contagios y aumente la probabilidad de vida de las personas”, dice.

El otro proyecto en el que ha estado trabajando el equipo multidisciplinario es el desarrollo de un par de ventiladores. El primero, cuenta el académico del DHDU, es una propuesta de Alain Osmel Martínez, un cliente de los laboratorios de impresión 3D y corte láser de la universidad, que se acercó al equipo para pedir asesoría para la elaboración de un respirador a partir de un diseño que liberó el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés).

“Ya solicitamos una partida para comprar un motor y algunos componentes electrónicos que necesitamos para arrancar las pruebas”, dice Flores y explica que este ventilador es para pacientes no tan graves o aquellos que ya están en recuperación.

El segundo ventilador, continúa el profesor del ITESO, es un diseño más complejo ya que está pensado para atender a pacientes de terapia intensiva. Para este diseño están en diálogo permanente con médicos internistas, quienes les han orientado para que se cumplan todos los lineamientos de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Luis Enrique Flores describe como “un orgullo” que el ITESO aporte desde diferentes frentes para atender la contingencia. Menciona el trabajo que está realizando otro profesor, Miguel Huerta, en el diseño y fabricación de otros insumos y también destaca el entusiasmo de los alumnos que “tienen ganas de ayudar, participar, involucrarse y no quedarse como meros espectadores”.

También destaca el trabajo realizado por todo el equipo en el que participan, además de las personas ya mencionadas, Édgar Rodríguez Cárdenas, Carlos Alberto Carrillo y Álvaro Sánchez. El académico enfatiza la importancia del trabajo en equipo que se está realizando, el cual les ha permitido “aprender a colaborar de manera multidisciplinaria y por un tema en común”.

Otros reportajes NUVE

Microsoft facilita la criba de potenciales donantes de plasma.

WYSS, Convertidores catalíticos más fríos: aire más limpio

More from Lucio Villalba

Prácticas remuneradas en la Comisión Europea en administración y traducción

Prácticas remuneradas en la Comisión Europea en administración y traducción
Ver publicación