Entrevista a Manolo de la Calva

Entrevista a Manolo de la Calva 7

Manolo y Ramón, Ramón y Manolo, Dúo Dinámico…España 1959

Texto: Eulalia Sacristán

P.-Vosotros quizá fuisteis el revulsivo que necesitaba la canción española en aquellos años… dos chicos jóvenes, con un aspecto diferente, rompíais con lo que se estaba llevando…¿Cómo empezó todo?

R. En Barcelona teníamos un club fantástico donde cantábamos por la cara… Empezamos en una fiesta en la fábrica donde trabajábamos en Navidad. Habíamos cursado Peritaje Industrial y trabajábamos en Elizalde, una fábrica militarizada que hacía coches y luego motores de aviación.

MANOLO-DE-LA-CALVA-7

P.-¿Cómo decidisteis dejar aquello y lanzaros al show bussiness?

R.-Empezó a salirnos una galita en un sitio, un bolo en otro… Así que por el día en la fábrica y por la noche a cantar, imagínate cuando les dijimos a nuestras familias que renunciábamos al sueldo fijo de la fábrica por la aventura de cantar. El 28 de diciembre de 1958 hicimos la primera actuación en un programa de radio Barcelona que se llamaba La comarca nos visita.

P.- ¿De dónde vino el nombre?

Nos Hicieron nuestro primer contrato en un restaurante que se llamaba La Masía,. Nos llamaron y no teníamos ni nombre, … queríamos llamarnos The Dinamic Boys. Pero oye, nos dice el presentador, como yo no sé inglés, os voy a llamar el Dúo Dinámico y así nos quedamos.

MANOLO-DE-LA-CALVA-1

P.-¿Siempre te gustó componer?

R.-Sí, siempre me gustó Había una cosa, que cuando nos vino a ver la casa de discos, Emi, no sabíamos cómo iba aquello y nos dieron algunas canciones, que estaban bien pero enseguida nos dijimos: oye tú tienes canciones? Sí ¿y yo? También, entonces por qué vamos a cantar canciones que no conoce nadie?

P.-¿Cuál fue la primera canción que tú compusiste?

P.-Quisiera ser… En aquella época la canción era la bomba y aparte de la letra y de la música, la orquestación era un lujo tremendo. Era una orquestación que estaba copiada de las big band americanas. Teníamos un gran ingeniero de sonido y era la época de las grandes orquestas americanas, como la de Glen Miller. El primer problema con el primer disco fue la carátula, que las hacían en blanco y negro. ¿Cómo en blanco y negro, decíamos nosotros? Nosotros queremos en color y una foto que aprobemos y nos guste. Así que fuimos a un amigo, un gran fotógrafo, y le dijimos “oye, haznos 10 fotos”. Nos las hizo, las vimos, elegimos una y fuimos a la compañía diciendo “ésta es la portada”; la idea era esa, era perfecta. Ya íbamos con el chaleco rojo y la camisa y el pantalón blanco.

MANOLO-DE-LA-CALVA-3

 

P.-Y disteis el salto, erais conocidos, os adoraban, las mismas fans que teníais de los 15 años o de los 18 os siguen todavía, triunfabais en medio mundo y llega el año 70 y lo dejáis.. Y por qué?

R.-En el 71-72 lo dejamos de cara al público; pero yo era productor, con Julio Iglesias, que estuve tres años con él. He hecho colaboración con él, lo que pasa es que yo no quise marcharme a América; a mí me gusta estar aquí.

Nosotros hemos sido unas personas que no hemos sido las 24 horas artistas; me va muy bien mi vida privada, me gusta. Ser artista 24 horas eso es pesadísimo. Pensar, yo ahora no puedo ir aquí porque la gente y bla, bla, bla… Yo ahora cuando termine la entrevista, me voy al mercado…

En la vida hay que vivir tu vida, no puedes estar 24 horas siendo artista.

P.-¿Como saber si una canción va a tener éxito?.

R.-Lo intuyes. El éxito se compone de muchas cosas, no se trata tan solo de cantar bien. La combinación es el carisma, la canción, es la canción en un 80%, cómo la cante el artista, el carisma que tenga para cantarla y no hay más. Tiene que tener el alma… Aznavour no tiene la mejor voz del mundo pero cómo canta!!, cómo las vende… ¡y es un tío pequeñito y feo! Es que en Francia arropan a los suyos. Aquí no; este es un país dividido, cada uno tira por su lado.

MANOLO-DE-LA-CALVA5

P.-Os retirasteis para producir pero en un momento determinado decidís volver.

R.-Nos los propuso Antonio Asensio (grupo Zeta), al que yo conocía de Barcelona Nosotros estábamos haciendo un disco con Julio, el de Soy un truhán… y llama Pedro Cepeda, nuestro representante. Oye mira, que van a hacer un fin de fiesta en El Periódico, de Antonio Asensio, y él quiere que seáis vosotros el fin de fiesta. En el Palacio de Congresos, aquí, y en el Reina Sofía, en Barcelona. Pero si nosotros ya no cantamos. Era el año 1978. Pedro, que nosotros ya no cantamos, que esto se ha acabado. Si pero no se le puede decir que no así como así. Y los tres apoyados allí en la mesa dándole vueltas. Quién es el que más gana ahora aparte de Julio Iglesias, dije yo. Me parece que Víctor Manuel, que anda por las 300.000 pesetas. Y va Ramón y dice: pídele un millón. Un silencio… Él pensaba que pidiendo eso iban a decir que no y se acababa el asunto. Vale, vale, yo se lo digo….

Así que seguimos con la grabación cuando volvió a sonar el teléfono: Oye que un millón no, que 900.000 mil, sí. Mira que no es posible, que no tenemos músicos, ni equipo, no hemos ensayado nada. Qué hacemos. Y entonces Julio dice: tenéis mi equipo, tenéis mis músicos y tenéis todo. Así que no pudimos decir que no.

Cuando volvimos, la Emi pensó en sacar un disco y aprovechar nuestra vuelta y así se hizo en el año 1980 y lleva ya vendidos un millón de discos y se llamaba “20 éxitos de oro”. De una tacada vendimos 650.000. Cómo para no volver.

MANOLO-DE-LA-CALVA-2

P.-¿Dejasteis de producir?

Lo fuimos dejando. Lo de producir es complicado. Tú produces a gente de una edad. Nosotros cantábamos para niñas de 15 años porque teníamos 20; si hubiéramos tenido 50 no hubiéramos cantado para niñas de 20.

P.-También hicisteis un musical.

Sí, y está mal que yo lo diga pero fue muy bueno…y muy caro. Había 54 personas todos los días y los teatros no se llenan todos los días. Si va bien la cosa, se llena a partir del jueves, viernes y fin de semana y después, ya nada.

MANOLO-DE-LA-CALVA-6

P.-Incluso un anuncio de laca ¿No os tentó la publicidad? porque en aquella época erais un filón.

R.- Muchas veces hay que saber decir que no a las cosas. Todavía podemos decir a alguien que no hacemos algo; como tenemos para comer, no lo hacemos. Has de saber lo que pierdes. Julio Iglesias me dijo que me fuera con él a América y le dije que no porque tenía a mi cría y quería estar con ella. Le dije yo colaboro contigo, hago lo que necesitéis, pero marcharme allí, no. Si todo no es el dinero; el dinero es importante, pero no lo es todo. Yo no como 16 veces al día, como una o dos y además, poco. Tengo esta casa que no está mal. Podría tener un palacio, pero no me importa un palacio. Coche, tengo uno de 15.000 euros y para qué más.

P.-Cuando te acuestas por la noche no piensas que eres una leyenda de la música?

R.-No, no. Si yo pensara así, las personas con las que yo hago cosas, mis amigos, mis conocidos no me hubieran aguantado.

P.-¿Ese disco recopilatorio con grandes artistas cómo se gestó?

Fue estupendo. Hubo cantantes que se eligieron la canción. Miguel Ríos me dijo, yo lo hago pero tiene que ser con el “Quisiera ser”. Alaska pidió el Resistiré; Alaska es un fenómeno mediático;

P.-¿Cómo es tu relación con Ramón en la actualidad?

Muy buena; hablo con él más que con mi hermano. Él es más serio. Somos distintos. Yo soy más extrovertido. Él vive en Miami y en mayo o así se viene a Madrid.

MANOLO-DE-LA-CALVA-4

P.-¿Las nuevas tecnologías os han cambiado la forma de trabajar?

R.-Al contrario, las hemos adoptado.

¿Cuántas galas tenéis para este verano?

Pues no lo sé, pero no muchas. No hace muchas nadie. Hace galas Pablo Alborán, Bisbal y alguno grupito pero no mucho más… Es que el 21% de IVA ha matado a la Industria.Es muy difícil adaptarse a este mundo y muchos artistas se pierden.

¿Cómo eran las fans de los años 60?

Igual. Antes las chicas no podían salir. Nosotros en la Torre de Madrid donde teníamos un apartamento teníamos abajo 200 niñas todas las noches pero hasta las 8 de la noche.

P.-Dos hijos una de 47 y otro de 37.

R.- Y 77 años y un cáncer hace 7 años, que me daban por muerto.

En el cáncer es la cabeza lo hace todo. Es saber sobreponerte. Cuando vas a radioterapia y hay 15 personas como tú y empiezas a ver los que saldrán y los que no saldrán. Cuando te pasa algo así empiezas a rebobinar y te preguntas cuándo empezaste a notar algo raro y yo empecé cuando hice el programa “Mira quién baila”. ¿y por qué no lo dejé? ^Porque me lo pasaba de maravilla, los ensayos eran terribles, con unas niñas de veintipocos años que te daban una caña… cuatro horas bailando tres días a la semana; todo era en directo… y las bailarinas no te dejaban ni vivir. Allí yo me cansaba; iba al baño 20 veces al día. Tenía un tumor en el colon que estaba necrosado… y ese año hicimos 37 conciertos. Y yo tratando de que no se notara… hasta que fuimos a América y cuando volvimos teníamos en las fallas apalabradas una gala. Vino un coche a buscarme a las 5 de la tarde con 10.000 personas ya esperando y yo salí del baño y me caí y se acabó. directo a la mesa de operaciones. Me operaron, me vino el cirujano y me dijo hay una buena noticia y otra mala, deme la buena: La operación ha salido fantástica y la mala, que tienes un cáncer como una casa. Y allí empezó. Pero a los tres meses ya estaba haciendo galas en Murcia.

Y aquí sigo.

Suena el teléfono y lo deja sonar. Volverán a llamar.

More from Francisco Javier Gutiérrez Ruiz

El sistema auditivo y la influencia del ser

La audición es uno de los sentidos más importantes para la comunicación...
Ver publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.