Proyecto Zola World – Croacia, despedida a lo grande

Proyecto Zola World - Croacia, despedida a lo grande 4
Nuestra estancia en Croacia ha concluido, paradójicamente, con un formidable e inesperado recibimiento: el que nos hicieron en el colegio Ivan Gundulic de Dubrovnik, una gran eco-escuela situada en una gran ciudad. Tras aparcar de mala manera las bicis entre los coches de los profesores y entrar humildemente por la puerta trasera, con la sensación de estar molestando a los que trabajaban por allí, nos dimos cuenta de que algo se cocía en el ambiente. Enseguida nos acomodaron en dos asientos reservados y nos vimos inmersos en un espectáculo protagonizado por alumnos de todas las edades, con bellas interpretaciones del himno nacional y otras canciones populares, además de marchosos bailes y amenidades diversas que se iban sucediendo una detrás de otra con gran agilidad, más dignas de la llegada de un alto cargo.
Yo contemplaba con asombro todo aquello desde la primera fila y hacía gestos de agradecimiento cada vez que podía, asumiendo que todo lo que veía estaba dedicado a nuestra llegada, y que, probablemente, mucha gente se estuviera fijando en mi reacción. De vez en cuando pensaba en la pobre indumentaria con que me había presentado yo a tan ilustre evento: un pantalón de chándal roto por la pernera y una camiseta descolorida, y esto me hacía sentir incómodo por momentos. Nada más concluir, sin apenas tiempo para dar las gracias por todo aquello, me comunicaron que debía plantar un árbol, así que nos acercamos al jardín e hice los honores, bajo la atenta mirada del jardinero oficial del colegio, que rápido advirtió mi torpeza para manejar la pala.
zola-croacia
Afortunadamente llegamos a tiempo para conectar por Skype con el Zola, y de nuevo salió todo según lo previsto. Los alumnos de 6º C, guiados de forma ejemplar por su tutora Alicia, participaron con entusiasmo, e incluso hubo tiempo para una entrevista en directo con Onda Madrid.
Después nos hicieron un bonito regalo y nos despedimos del colegio, no sin antes agradecer la calurosa acogida con que nos habían obsequiado aquella mañana.
Los días anteriores a esta visita se han sucedido con normalidad, y aparte de varios pinchazos inoportunos, hemos podido seguir con nuestra rutina de ir recorriendo pueblos y ciudades de la costa, como Sibenik, Trogir, o la ya citada Dubrovnik, todas ellas merecedoras de una visita.
zola-croacia2
También pasamos una noche en Bosnia, pues curiosamente este país tiene un trocito de costa que divide a Croacia en dos partes y que obliga a salirse de éste durante algunos kilómetros.
Ayer llegamos a Montenegro, país en el que tenemos previsto pasar cerca de una semana, para después adentrarnos en Albania. Estos países me resultan más misteriosos, y por ello quizás me sentía ya con ganas de llegar a ellos. No sé si habéis escuchado el himno de Montenegro, pero da miedo. Este país es independiente desde hace bien poco, concretamente desde 2006, año en que la gente de aquí pudo votar si querían ser independientes o no, algo parecido a lo de Cataluña, solo que en este caso hubo un 55% de personas que votaron SÍ, con lo que la cosa quedó clara y se separaron de Serbia.
Tags from the story
, , ,