Alteraciones en el sistema de degradación de proteínas actúan en la generación de tumores