Los recortes deterioran la atencion