Tres teorías sobre el origen del machismo según Yuval Harari

tres teorías sobre el origen del machismo según yuval harari
tres teorías sobre el origen del machismo según yuval harari
Yuval-Noah-Harari

Un estudio del Museo Nacional de Ciencias Naturales sobre las piezas dentales de los neandertales en Asturias, Francia y Bélgica concluye que se dividían las tareas por sexos. La investigación sugiere que machos y hembras se ocupaban de distintas labores, aún utilizando las mismas herramientas. Este estudio demuestra que el patriarcado ha dominado a la humanidad desde hace miles de años, pero sólo ha comenzado a ser cuestionado desde hace escasamente un siglo.

El historiador israelí Yuval Noah Harari, autor del ensayo De animales a dioses. Breve historia de la humanidad (Debate), reflexiona en uno de sus capítulos sobre el origen de la desigualdad de género. Como resultado, formula tres hipótesis que presentamos a continuación:

1. Potencia muscular

El hombre se ocupó de las tareas más duras y de esa forma acabo controlando la producción y sometiendo a las mujeres gracias a su mayor fuerza física. No obstante, los expertos afirman que no todos los hombres son más fuertes y que las mujeres suelen ser más resistentes al dolor o la enfermedad. Otro argumento más en contra de esta teoría radica en que ni reyes ni generales han gobernado gracias a su musculatura, sino que disponían de otras habilidades totalmente distintas. En la antigüedad, el poder veía el trabajo duro obra de esclavos o siervos.

2. La propensión a la violencia

Este punto de vista sostiene que millones de años de evolución han hecho a los hombres mucho más violentos que las mujeres. En este sentido, predomina la violencia física y bruta en los hombres, mientras que la capacidad de conspirar, manipular o traicionar se encuentra equiparado en los dos sexos. Debido a esto, Harari afirma que la guerra forjó la sociedad y el patriarcado. Como objeción a esta teoría se encuentra el hecho de que las guerras se ganan con estrategia y organización.

3. Los genes

Según esta teoría, hombres y mujeres desarrollaron diferentes estrategias de reproducción y supervivencia durante millones de años. Darwin toma un papel importante en este punto de vista. Afirmaba que los hombres que lograban tener descendencia eran los más competitivos, lo que propiciaba que la mujeres se convirtieran en “cuidadoras sumisas”.
Al final del capítulo, Harari llega a la conclusión de que lo que sabemos es que durante el último siglo los papeles de género han revolucionado la sociedad de manera extraordinaria y afirma que ninguna de sus teorías resulta del todo convincente. Por otra parte, existen numerosas teorías que, como ocurre con las del historiador, tienen sus pros y sus contras. En la actualidad, seguimos sin conocer el origen exacto del machismo pero, estudios como el que os hemos mostrado nos hace preguntarnos cómo puede explicarse la universalidad y estabilidad del sistema patriarcal, aún sabiendo que el sistema se ha basado en mitos infundados.

Machismo

1 Comment

  • Apreciados señores:

    REF: Autorización

    Reciba un respetuoso saludo y mis mejores deseos para ustedes.

    Soy Alicia del Carmen y actualmente me encuentro realizando un escrito acerca de lo valiosa que es una mujer, el cual he llamado “Preciosa”

    Por ser titular de los derechos de autor, del escrito, Tres teorías sobre el origen del machismo según Yuval Harari, Texto: Francisco Javier Gutiérrez RuizFuente: El País me gustaría obtener su permiso para publicar apartes de su reflexión en mi libro ya que está totalmente de acuerdo con lo que quiero expresar en mi escrito.

    Mi fecha límite para terminar el proyecto es el primer semestre del año 2021.

    Solicito me informe si tiene alguna preferencia en cuanto como debería mencionar su obra.

    Con gratitud por su colaboración y quedo pendiente de su respuesta

    Les doy gracias de antemano por considerar esta solicitud

    Atentamente

    Alicia del Carmen Calderón Coral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.